Desconstrucció patriarcal Uncategorized

¿Qué podemos aprovechar de la polémica con Shakira y su nueva canción con BZRP?

https://www.rtve.es/television/20230111/shakira-bzrp-sesion-53-cancion-letra-gerard-pique-indirectas/2415287.shtml

No es algo desconocido que Shakira ha escrito una canción con clara referencia a su expareja, lo que ha causado un gran revuelo en redes sociales. Muchas son las personas que se han puesto a analizar y comentar la canción, buscando las indirectas, que realmente son bastante directas, así como el significado que va más allá de la propia canción y su mensaje.

Se ha etiquetado a la canción de canción feminista, de canción con poca sororidad, de canción que hace bullying, también se la ha criticado por hacer ese tipo de canción atacando a su expareja teniendo hijos en común, y un largo etc.

Ahora bien, ¿hubiese tenido las misma críticas si la canción hubiese sido escrita y cantada por una persona del género masculino? Hay miles de canciones que hacen alusión a este mismo tipo de temática, pero ¡oh sorpresa!, en ellas no se ataca a ninguna persona del género masculino, sino que las perjudicadas suelen ser personas del género femenino. Pero ahí no pasa nada.

Desde que somos pequeñas que se nos educa para ser las madres, las cuidadoras, las comedidas, las recatadas, siempre respetando la figura masculina y no haciéndole sombra. Siempre hemos de poner la otra mejilla y ser las que se muerden la lengua por el “bien familiar“.

Hemos de controlar nuestro vocabulario a la hora de manifestar nuestras ideas o convicciones, si es que se nos permite expresarlas. Y cuándo alguien se atreve a hablar sin tapujos, se la ataca adjudicándole etiquetas que la denigran, en lugar de aplaudir que una persona del género femenino se sienta lo suficientemente empoderada para convertir el dolor de su duelo en fuerza para decir las cosas con franqueza y sin miedo.

Se nos recuerda constantemente que nos hemos de comportar bajo las directrices de la figura creada por el patriarcado llamado “señorita“, y toda persona que se salga de esa figura es considerada una mala mujer, alguien a quién señalar y repudiar, e incluso castigar. Esa “señorita” permanentemente supeditada a la figura del hombre.

Pues bien señores, hemos llegado a un punto de inflexión. Se nos asesina, se nos silencia, se nos domestica, se nos moldea, y parece no haber problema con todo eso. Pero cuando perdemos el miedo, ahí sí somos una amenaza, porque solo os queda la fuerza bruta.

Pot ser que també t'interessi